Humor 2017 y riete todos los dias - enrHedando Humor 2017 y riete todos los dias - enrHedando

Humor 2017 y riete todos los dias


Hay una cosa que todos deberíamos plantearnos, y es un buen ejercicio para este año, por ejemplo con un lema Humor 2017 y riete todos los días, propóntelo, y sino puedes apuntate a un taller de risoterapia.

humor, reirse, carcajadas, chistes, risoterapia

Aunque con las páginas que te traigo seguro que consigues reirte tú solo@.

¿Por qué estar serio?, ¿por qué ser serio o seria?.

La seriedad es algo fundamental en sitios donde es necesaria, o en momentos determinados de nuestra vida, pero no debería acompañarnos más de unas horas en nuestro día a día. existe una línea muy delgada entre una cara seria y una cara con una sonrisa, mejor llevar la sonrisa puesta a diario, es todo mucho más hermoso, la vida con una sonrisa es un camino más grato, te lo aseguro.

Entre medias te cuento una historieta.:

- Yo no puedo ir a un funeral, solo fui a uno, pero fue horrible porque no deje de reírme a carcajadas todo el tiempo.

Sí, estaba muy enojada conmigo misma por no parar de reír, no sabía por qué lo hacía era el funeral de la madre de una compañera, estaban mis jefes, compañeras...¡qué vergüenza!, ¿verdad?,  pero no había forma de parar, tenía que salir y entrar del recinto donde estaba el féretro cada cinco minutos, ir al lavabo lavarme la cara y decirme ¡basta ¿qué te pasa Yolanda, estas en un funeral?, pero al salir empezaba otra vez a reírme sin parar.

Entre y salí unas veinte veces no exagero, hasta que una de las veces en que entre de nuevo, todos se estaban riendo, pensé que estaba soñando, aquello ya fue surrealista, pero resulto que una de las veces que salí, el nieto de la persona muerta al ver las caras serias de todos dijo:

"Yo creo que a mi abuela le hubiera gustado que todos se rieran como está haciendo Yolanda", así que Juan Carlos el nieto de la difunta, empezó a contar chistes, cuando entre por eso se reían todos, eso me hizo sentirme mejor desde luego, y seguí riendo, (aunque también me podían haber pegado un bofetón).

Después nos fuimos todos juntos a un bar, y seguimos riendo (valga la redundancia), sin parar, incluso al día siguiente en el trabajo, siguió la juerga.

Ya no he ido a más funerales, imagino que aquello que me paso fue nervioso, pero me dolía el abdomen, de tanto reír, tuve agujetas por mucho tiempo, por si acaso no me arriesgo a ir a ninguno más.-

Antes de aquel día yo no era de esas personas que lleva una sonrisa en la cara, pero aquello me cambio, no sé por qué, pero ahora intento sonreír o reírme a mandíbula batiente, aunque este sufriendo dolores u otro tipo de malestares, no importa creo que reír es como respirar, hace falta, es imprescindible.

Llevo queriendo hacer este post algún tiempo, aunque parezca fácil no lo es porque hay cientos de páginas de humor en estos momentos, esos sitios que te arrancan una sonrisa cuando entras, son muy importantes.

Empezamos con la recopilación de páginas para reírnos los 365 días del año 2017.

Pinchar en el botón y...